Blanqueamiento dental

No es ningún secreto que una boca con dientes más blancos proporciona beneficios, siendo el más obvio: una sonrisa más brillante y atractiva. Las manchas o la decoloración general tienden a opacar tu sonrisa, por lo que independientemente de cuán amplio sonrías o rías de buena gana, a Tu expresividad le falta algo. Unos dientes más blancos restauran esta dimensión faltante a su autoestima.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

Con el tiempo, sus dientes pueden pasar de blancos a no tan brillantes por una serie de razones, que incluyen malos hábitos, una afección médica, agentes manchantes, placa dental o simplemente desgaste.

Un blanqueamiento dental puede devolverle el brillo de los dientes para que pueda verse y sentirse más joven y mucho más seguro.

El blanqueamiento dental se puede lograr cambiando el color intrínseco o eliminando y controlando la formación de manchas extrínsecas.

El peróxido de hidrógeno (H2O2) es el ingrediente activo más utilizado en productos de blanqueamiento y se administra como peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida.

Cuando se difunde en el diente, el peróxido de hidrógeno actúa como un agente oxidante que se descompone para producir radicales libres inestables.

En los espacios entre las sales inorgánicas en el esmalte dental, estos radicales libres inestables se unen a las moléculas de pigmento orgánico dando como resultado componentes pequeños, menos pigmentados.

Al reflejar menos luz, estas moléculas más pequeñas crean un “efecto blanqueador”.

Existen diferentes productos disponibles en el mercado para eliminar las manchas. Sin embargo, un blanqueamiento dental profesional realizado por un dentista experto tiene un éxito mayor y más estable, puede diagnosticar correctamente el tipo, la intensidad y la ubicación de la decoloración dental.

Sigue leyendo: Descoloración

error: Content is protected !!
Secured By miniOrange