Dra. María Mateo Rodríguez: la obesidad es el primer factor de la diabetes

Dra. María Leticia Mateo Rodríguez entrevista con Jairo Mateo, editor de dohealthwell.

Novo Nordisk celebró el pasado 12 y 13 de abril en Santo Domingo, República Dominicana, el Diabetes Regional Expert Annual Meeting -DREAM-, un evento científico innovador para Centroamérica y el Caribe.

La cita tuvo el objetivo de tratar aspectos importantes a considerar en el manejo de la diabetes: la reducción del riesgo cardiovascular y prevención de la hipoglucemia.

DREAM acogió a reconocidos médicos endocrinólogos y diabetólogos de Cuba, Panamá, Colombia, México y República Dominicana, quienes compartieron las últimas actualizaciones en las guías de tratamiento de la diabetes, en un evento organizado por la agencia de relaciones públicas AF Comunicación Estratégica.

En este sentido, dohealthwell tuvo la oportunidad de entrevistar a la Dra. María Leticia Mateo Rodríguez, médico endocrinóloga, nutrióloga e internista dominicana. 


JM: Muchas gracias por ofrecernos esta conversación Dra. Mateo.

Nos servirá para cumplir con nuestra misión periodística de difundir esos conocimientos que le pueden servir a aquellas personas que tienen diabetes y a estimular la prevención.

Para establecer un contexto con la audiencia, díganos qué es la endocrinología y cuál es la importancia de esta especialidad. También, nos gustaría conocer las características preventivas de su especialidad.

Dra. Mateo Rodríguez: Muchas gracias por la entrevista Jairo.

Parte de nuestra labor como especialistas es orientar a la población en el manejo y prevención de la diabetes.

La endocrinología es la rama de la medicina interna que se encarga de la evaluación de todas las alteraciones hormonales.

Muchas veces creemos que endocrinología es solamente diabetes y tiroides, pero no, va un poquito más allá, ya que nosotros tenemos la responsabilidad de evaluar y tratar las alteraciones que son metabólicas y funcionales desde hipófisis, hipotálamo, y sus repercusiones en todos los demás órganos y sistemas.

En este sentido, el tratamiento y manejo de la obesidad compete directamente al endocrinólogo; así como también alteraciones del metabolismo mineral óseo que tiene repercusión en enfermedades metabólicas como la osteoporosis y la osteopenia.

JM: Ayer, el Dr. Enrique Morales, de México, estaba comentando que el diabético por lo regular, de acuerdo a las estadísticas, mayormente no fallece o no tiene una complicación seria por diabetes sino por el factor cardiovascular.

Nos podría detallar a qué se refiere el doctor cuando habla de que el principal factor que debe tomar en cuenta la persona diabética es su salud cardiovascular.  

Dra. Mateo Rodríguez: Los pacientes diabéticos, lamentablemente en la mayoría de los casos, fallecen por complicaciones cardiovasculares.

¿Qué es lo que pasa? Años atrás se trataba de estimar lo que es el manejo de la diabetes simple y llanamente al control de los niveles de glicemia

Hoy día el espectro de tratamiento de la diabetes va más allá.

No es solamente enfocarnos en que el paciente ya tiene glicemias controladas sino que todo sus sistemas metabólicos y cardiovasculares se encuentran en homeostasis, en armonía.

Cuando un paciente diabético se encuentra con niveles de glicemia elevados, fuera de meta, se desatan alteraciones metabólicas que tienen repercusiones negativas en todo lo que es el sistema endotelial y vascular.

Si al paciente solo se le toma como consideración el control de hemoglobina glicosilada o una glicemia en ayunas, y nos desvirtuamos del control de niveles de tensión arterial, de colesterol, HDL y LDL, el porcentaje de triglicéridos y demás, entonces estamos tratando al paciente a medias.

Es así es como comienzan a proliferarse las complicaciones microvasculares propias de la diabetes.

Por eso es que hoy en día el manejo de la diabetes es algo más estructurado, donde se enfoca al paciente como un todo, donde todos los factores que puedan desencadenar o llevar al paciente a padecer una complicación secundaria a estas complicaciones globales, sean también tomadas en cuenta dentro del control terapéutico.

JM: La diabetes no se cura pero se controla. He leído sobre casos en los que un paciente ha ‘curado’ la diabetes luego de someterse a una cirugía bariátrica.

Puede una persona obesa, ya sea por factores genéticos o inducidos, someterse a una cirugía bariática y no tener diabetes? ¿Qué tiene de cierto esta información.

Dra. Mateo Rodríguez: Los estudios han arrojado que si un paciente diabético es sometido a una cirugía bariática, a la que preferimos llamarla cirugía metabólica, dentro de los primeros cinco años de diagnóstico existe un porcentaje de reversibilidad de la enfermedad hasta en un 90% de los casos.  

Hay incluso pacientes que ya están en terapias, con doble terapia o triple terapia, que disminuyen tanto los requerimientos al disminuir los insumos por la limitación de la nutrición, que logran disminuir o se quedan con requerimientos de terapia para diabetes nula.

Dra. María Leticia Mateo Rodríguez entrevistada por Jairo Mateo, editor de dohealthwell.
Fuente: AF Comunicación Estratégica.

Eso sí, se ha demostrado que la progresión de la enfermedad ha disminuido y que en cierto número de pacientes se podría considerar positivos, pero siempre manteniendo la expectativa, porque si los malos hábitos o el viejo estilo de vida del paciente después de someterse al procedimiento vuelven a retomarse, la progresión de la enfermedad sigue y reaparece en el tiempo.  

Esto secundario a un aumento en la ganancia de peso en el paciente, si ya se descuida de lo que es la terapia y cambia los enfoques nutricionales que se le dan, sí puede reaparecer la enfermedad pues queda latente.

JM: ¿Por qué se mantiene latente?

Dra. Mateo Rodríguez: No se trata de que la parte que se ve afectada en su sistema pancreático se sanó, sino que se hace una detención desde ahí en adelante, pero si el paciente cambia nuevamente sus hábitos alimenticios o malos hábitos en su estilo de vida, el porcentaje de donde se frenó la enfermedad sigue en aumento, no es reversible.

JM: Usted ha escuchado hablar sobre el ayuno intermitente?

Dra. Mateo Rodríguez: Sí.

JM: Lo traigo a colación porque ayer el Dr. Morales contó sobre una ciudad en Africa donde prácticamente no existe la diabetes.

El citó dos factores fundamentales: en promedio sus habitantes caminaban unos 20 kilómetros, y el número de calorías consumidas diarias era de 1200.

Con el ayuno intermitente, si bien no es una dieta, es una herramienta en la que consumes alimentos en una ventana de tiempo específica que puede ser de 8 horas de 6 o de 4, disminuyendo en gran medida el consumo diario de calorías.

Si en esa ciudad no existe la diabetes porque el número de calorias consumidas es mucho menor al de la ingesta, ¿puede una persona con diabetes beneficiarse del ayuno intermitente o hay riesgos? 

Dra. Mateo Rodríguez: Eso depende, porque los requerimientos  de cada personas son individuales y dependen mucho de las actividades físicas que la paciente o el paciente realice cada día y en base a eso van a ir sus necesidades o requerimientos nutricionales.

En ese sentido, no se favorece todavía bajo ningún concepto, bajo ninguna guía, que se manejen los pacientes con una restricción de hidratos de carbono o de calorías mínimas.

Incluso todas las guías de manejo todavía consensan en que el paciente diabético o prediabetico tenga un aporte de hidratos de carbono de 45-65% de las calorías totales de su dieta, con la salvedad de que se elijan alimentos que sean más complejos y que no alteren tanto el índice glucémico del paciente.

Es algo muy individual y que va a ir de la mano considerando las necesidades metabólicas de cada paciente según la funcionalidad de cada individuo.

JM: Y ese porcentaje de hidratos de carbono del 45 al 60% que usted comenta, ¿Provienen de alimentos no procesados? 

Dra. Mateo Rodríguez: Exactamente, se prefiere que sean complejos y nada industrializado, por el asunto de los aditivos que se utilizan y de los edulcorantes, que son prácticamente artificiales y tienen un impacto negativo sobre el índice glucemico en los pacientes.

Mientras más simple es el hidrato de carbono más fácil es su absorción y más fácil es la repercusión negativa sobre lo que es el índice glucémico del paciente.

JM: Por favor, enumere tres o cinco factores de riesgo de la diabetes.

Dra. Mateo Rodríguez: Sin duda el número uno es la obesidad.

Le siguen el sedentarismo y en tercer lugar el que hayas tenido un familiar de primer grado afectado por la enfermedad.

En cuarto lugar, las mujeres que presentaron alteraciones durante la gestación, lo que se conoce como diabetes gestacional, o que haya tenido un parto de más de 9 libras de peso.

Todos estos son factores que ya te predisponen o te hacen tener un plus para tu vigilar ese paciente por el alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Otro factor de riesgo son aquellos pacientes que no tienen el diagnóstico de diabetes pero si han presentado alteración de la glicemia en ayunas o una tolerancia alterada a los hidratos de carbono, lo que se conoce como una pre-diabetes.

El paciente con pre-diabetes que no cambia su estilo de vida y realiza actividad física de manera rutinaria, en tiempo promedio de 8 a 10 años ya será un paciente diabético.

JM: En nuestro país se tiene una idea de que la persona con diabetes tiene problemas con el alcohol. Para ponerlo en lenguaje dominicano es algo así como decir ‘si tú tomas alcohol quemas el azúcar’.

¿Es el alcohol una influencia negativa para el diabético, o puede este tomarlo con restricciones?

Dra. Mateo Rodríguez: Eso depende de la dependencia al alcohol que tenga el paciente.

En este sentido, muchos pacientes mientras están ingiriendo alcohol no consumen ningún tipo de alimento, y obviamente como estamos haciendo una restricción nutricional porque no estamos introduciendo ninguna carga glucémica, o ninguna carga alimenticia por así decirlo, se puede quizás pensar que el alcohol está bajando la glicemia, y no es que el alcohol está bajando sino que el individuo no está ingiriendo alimentos.

Por otra parte, las guías recomiendan a los hombres diabéticos y pre-diabéticos limitarse a dos tragos a la semana, y a las mujeres un trago.

De lo que ellos son un poquito más limitantes es con el consumo de los destilados, que están autorizados a consumirse 3 onzas en el fin de semana.

Si son de vinos aproximadamente 5 onzas y de cerveza 12 onzas cada fin de semana, tratando de no sobrepasar 2 tragos en el hombre y 1 trago en la mujer.

Se ha observado que las bebidas que son tipos costeras, en el que el alcohol a consumir se mezcla con otras bebidas, azucaradas mayormente, no están recomendados porque el índice glucémico es mayor, es decir se le adiciona la carga glucémica de las frutas o de los signos que se utilizan para prepararlos.

JM: Y esta azúcar consumida tiende a propiciar mayor ingesta de la misma bebida y otras similares.

Por otra parte, ¿podemos afirmar que otros de los impactos es el consumo de alimentos altos en grasas, sobre todo de noche?

Dra. Mateo Rodríguez: Claro que sí, el impacto es mucho peor si se ingieren alimentos altos en grasas luego de consumir alcohol. 

JM: Por último, ¿cuál es la importancia de este tipo de eventos que promueven la educación sobre la diabetes.

Dra. Mateo Rodríguez: Para mí, de verdad que la realización de actividades donde todos, incluyendo los profesionales de la salud, seamos educados, es fundamental.

Muchas veces se nos orienta como médicos o profesionales de la salud a tratar las dolencias del paciente, pero tenemos que llegar a hacer cada día más una medicina preventiva y no curativa.  

Este tipo de actividades donde vemos el impacto de las enfermedades, incluso desde antes de que se presenten las complicaciones o que se diagnostique la misma, es sumamente importante.

Básicamente porque nos ayuda, nos obliga, y nos compromete a tomar precauciones y a intervenir desde antes, para así evitar las que las complicaciones aparezcan.

JM: Muchas gracias Dra. María Leticia Mateo. 

Para dohealthwell, fue un honor haber compartido estos minutos para educarnos y educar a la población sobre el tema. 

Dra. María Leticia Mateo Rodríguez: Gracias por abrirnos este espacio para la reflexión sobre el manejo y prevención de diabetes.

Facebook Comments